Excelentes condiciones de nieve, tanto en cantidad como en calidad, para unas jornadas con bastantes actividades. Las estaciones turolenses despiden la temporada y en el Pirineo se encara ya la recta final.

Con unas estupendas condiciones en cuanto al volumen y la calidad de la nieve, la Semana Santa en las pistas aragonesas se presenta más blanca que nunca en este año 2018. Las intensas precipitaciones de las últimas semanas han dejado un grueso manto nivoso a la espera de que las condiciones atmosféricas permitan disfrutar de unos días muy animados en las estaciones de esquí, tanto en el Pirineo como en el Sistema Ibérico. Allí, en Teruel, se va a vivir la despedida de la temporada (domingo día 2 de abril), mientras que en el resto de centros pirenaicos se encara la recta final para la clausura prevista el 8 de abril.

La jornada de Jueves Santo fue el pistoletazo oficial a los cuatro días de más concentración de esquiadores, cosa que nunca se pasa por alto en las estaciones de Aragón. Estas han preparado numerosas actividades para todos los gustos y edades, tanto para la propia práctica deportiva como en el ‘après ski’.

[…]

Ni Astún ni los centros turolenses de Javalambre y Valdelinares son ajenos al trasiego de la Semana Santa, contando también con algunas propuestas para los usuarios. En el caso del Sistema Ibérico, es la traca final antes de la clausura de la temporada el domingo.