Un año más vuelve al valle de Astún la visita de los Reyes Magos y la esperada y tradicional bajada de antorchas. El Snack Bar Ibones será nuevamente el punto de partida del mágico descenso, que se celebrará mañana, 5 de enero.

La estación de esquí de Astún ha anunciado la visita de sus Majestades de Oriente a sus pistas mañana, 5 de enero,  para la tradicional bajada de antorchas, en la que podrá verse a los Reyes Magos deslizándose por la nieve.

“No es necesario ser un experto para participar de esta bajada de antorchas. Aunque hay que tener un cierto nivel de esquí es asequible a la gran mayoría de practicantes», explican desde la estación, que invita a todos a participar en esta experiencia, afirmando que «la sensación de descender con antorchas, además en estas fechas señaladas, será inolvidable”.

Esta actividad de la víspera del día de Reyes es ya un clásico en el Valle del Aragón. Desde la estación de Astún aseguran que se trata de una cita «muy valorada por los visitantes habituales que la esperan como una tradición con la que empezar bien el año».

Punto de encuentro

El punto de encuentro para el inicio de la actividad será el telesilla de Truchas. Allí se ha revisto la concentración de los participantes de 17.45 a 18.15, para ir subiendo en el telesillas. Una vez todos reunidos, la bajada de antorchas se iniciará a las 18.30.

Concentrados en el entorno de la terraza del Snack Bar Ibones, y tras recibir a sus majestades de Oriente, se procederá al encendido de las antorchas y el posterior descenso organizado por la pista Toboganes. Al término de la bajada de antorchas se realizará una chocolatada para los más pequeñosen la terraza de La Cafetería Moleta.

Al día siguiente, 6 de enero, festividad de los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, visitaran de nuevo la estación de Astún. Ese día, todos los pequeños tendrán un cita a las 13.00, en el jardín de nieve, donde serán recibidos por sus majestades que harán entrega de regalos a los niños presentes.