Las intensas nevadas de estos días, más las que se esperan próximamente, así como las temperaturas que se mantienen bajas durante esta semana, está propiciando el adelanto de la temporada en varias estaciones de esqui.

Es el caso de Astún, en el Pirineo de Huesca, que se suma a su vecina Formigal, abriendo este sábado sus pistas durante dos días. Es decir, el domingo vuelve a poner en marcha los remontes para manterse cerrada de lunes a viernes. Será momento de seguir pisando el resto de pistas y poner a punto todas las instalaciones y servicios de cara al gran inicio de campaña que será el día 23 de Noviembre.